Un día en la vida de Dani, Agroecológicos Tepenahuac

"A veces, tan ligera como un pez en el agua, me muevo entre las cosas feliz y alucinada."

-Rosario Castellanos 

Daniela 


Hola, mi nombre es Daniela y tengo una granja de gallinas en la Ciudad de México.  


En mi día a día luego de levantarme y asearme, voy muy temprano a los gallineros a darles de comer a todos nuestros animalitos, me aseguro que todos los bebedores estén limpios para que automáticamente se les pueda dar agua a los pollitos. Nuestros días más pesados son cuando tenemos que hacer limpieza ya que también tenemos que sacar a los animales más temprano de lo normal.

 

Lo más desafiante en mi trabajo es poder organizar mis tiempos para terminar todas mis actividades a tiempo, ya que además de trabajar con los animalitos estoy estudiando una carrera y me encargo de mi hermana pequeña.

 

Lo que más me gusta hacer fuera de mis actividades es hacer ejercicio, antes de la pandemia practicaba Taekwondo y ahora que no podemos ir al gimnasio hago mis ejercicios solita además de la contabilidad y todo lo que tenga que ver con números. En el trabajo lo que más disfruto es el valor que nuestros productos tienen y todo el proceso de producción que llevamos, teniendo un gran amor por la naturaleza y los animalitos.

 

El principal motivo por lo que hago lo que hago es para enseñarles a todos los niños pequeños de la familia que si uno quiere ser autosustentable y trabajar por lo que les apasiona es posible siempre y cuando tengas mucha dedicación y ganas por salir adelante.

 

A lo que más le temo es que nuestro proyecto en Tepenahuac fracase ya que hoy en día muchos productores dependen de nuestro trabajo y la idea es que cada vez se sumen más y más productores con nosotros. Y si esto por alguna razón no funciona no podríamos incentivar a más productores por cuidar a los animalitos y al medio ambiente.

 

Lo que me gustaría cambiar de mi vida es poder tener más tiempo. A veces pienso que el trabajo es demasiado y que lo debo de dejar pero me motiva mucho ver que mis vecinas y socias tengan el mismo propósito y me hace querer dedicar siempre un poquito más para hacerlo crecer.

 

Me encantaría poder ayudar a concientizar a la gente del valor de los productos y productores, del ambiente y el impacto que tenemos todos los productores (ecológicos y orgánicos) en todo el desarrollo del producto final.

 

En mi bolsillo, además de llevar un cubre bocas y el celular, siempre llevo una foto de mis hermanos porque siento que ellos son la razón por la que hago todo lo que hago, para poder apoyarlos y motivarlos. Además procuro tenerlo siempre a la vista porque ellos son mi razón de seguir adelante en el trabajo y en mi vida.

 

 

Dejar un comentario